Preocupación por el aumento de actos vandálicos en parques y equipamientos públicos

Para García Aranda, estas acciones no son otra cosa que “tirar piedras contra el propio tejado, porque el mobiliario público es de todos y entre todos lo pagamos”

AYUNTAMIENTO DE VILLACAÑAS | Villacañas 13/09/2012

El alcalde de Villacañas, Santiago García Aranda, se reunió ayer con los concejales de Servicios Urbanos y de Seguridad, Juan Carlos Infantes y Francisco J. Fernández, para analizar el incremento de actos vandálicos sobre mobiliario urbano y equipamientos públicos, así como el modo en que está afectando a la convivencia en el municipio. Tras la reunión, García Aranda explicaba que existe una preocupación creciente ante la constatación de que, en los últimos días, han aumentado notablemente estos actos en parques y equipamientos públicos de la localidad, que son una infracción legal, pero que además se trata de “una estupidez absoluta producto casi de una mente enferma” porque lo que hace es ocasionar perjuicios a todos los vecinos en el disfrute de estas instalaciones. Para García Aranda, estas acciones no son otra cosa que “tirar piedras contra el propio tejado, porque el mobiliario público es de todos y entre todos lo pagamos”.

En la reunión se abordaron las medidas y actuaciones que se van a tomar para evitar que estos actos se sigan produciendo, y que se centran en ámbitos como la seguridad, la identificación y reparación de desperfectos, y la concienciación sobre la importancia de cuidar lo que es de todos.

Uno de los aspectos en los que se quiere profundizar es el aumento de la videovigilancia. De hecho, durante estos días se está instalando un nuevo sistema en la plaza de la Zarzuela, que quiere hacerse extensivo a otras zonas. Además, se va a solicitar a la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha la autorización para poder ubicar estos sistemas de videovigilancia en los parques del municipio. En materia de seguridad también se va a poner en marcha un operativo especial de vigilancia, con el objetivo de identificar a los responsables de estos actos vandálicos. Del mismo modo, se solicitará formalmente al Subdelegado del Gobierno en Toledo, José Julián de Gregorio, la convocatoria de la Junta Local de Seguridad para tratar este asunto, así como otros temas relacionados con problemas de convivencia que se dan en algún barrio de la localidad.

Por otro lado, desde el área de Servicios Urbanos se está elaborando un informe con todos los desperfectos registrados en parques, edificios o colegios, de tal manera que los servicios municipales puedan ir arreglándolos paulatinamente. En este informe aparecen desperfectos en bancos, áreas de juegos infantiles, papeleras, farolas, sistemas de riego, ventanas, vallas, candados y cerraduras, etc. que suponen un coste muy importante para las arcas públicas. De hecho, el concejal Juan Carlos Infantes se ha comprometido a hacer público en los próximos días una valoración económica del coste que tendrá el arreglo de todos estos actos vandálicos.

Por último, Infantes ha pedido a los vecinos que no duden en comunicar al Ayuntamiento los desperfectos que descubran e incluso que avisen a la Policía Local en el caso de comprobar que en algún espacio público se están produciendo actos contra el mobiliario urbano.

Sanciones

Infantes ha recordado que las ordenanzas municipales de Medio Ambiente y de Protección de Áreas Verdes y Arbolado Urbano contemplan sanciones para quienes causen algún deterioro en el mobiliario urbano. Unas sanciones que se cuantifican económicamente hasta los 3.000 euros, dependiendo de la gravedad, aunque las propias ordenanzas señalan que estas sanciones podrán ser sustituidas por trabajos en beneficio de la comunidad.

.