Excelente bajada de telón del 38º Festival de Teatro Aficionado de Villacañas por medio de La Otra Parte Teatro

Con En el túnel un pájaro, de la madrileña Paloma Pedrero, los de Fuenlabrada, dejaron sobre el escenario una interpretación de difícil olvido, así como el de un personaje, Enrique Urdiales, magistralmente interpretado por parte de Fernando Atienza

Villacañas Digital | Villacañas | S. Gallego Roldán 26/05/2013

Con la interpretación de la obra, En el túnel un pájaro, de la dramaturga Paloma Pedrero,  que corrió a cargo del grupo de Teatro de Fuenlabrada, La Otra Parte Teatro, se clausuró el 38º Festival de Teatro Aficionado Villacañas 2013.

Un Festival que desde el día de su presentación ha traído a las tablas villacañeras del Teatro Miguel de Cervantes  un total de 5 obras. Y, entre ellas, la interpretada por el grupo local La Quintería que regresaba a nuestro escenario después de un paréntesis de un par de años sin dejarse ver por el escenario villacañero.

El adiós del certamen, inmediatamente antes del inicio de la representación del grupo fuenlabreño,  corrió a cargo de la concejala de Cultura, María  Rivera,  mediante la lectura de un escueto comunicado remitido por la “Expresión”, el rostro que ha sido imagen del cartel de este año con el que  agradeció a todos los presentes el haber disfrutado de la reciente vencida edición teatral, así como invitó a todos a la que será la 39ª edición de Teatro Aficionado de Villacañas 2014 el próximo año.

Una vez apagado el tenue foco que iluminó las palabras de María Rivera, sin solución de continuidad, el telón del Cervantes se levantó y dio comienzo la representación pendiente desde el pasado 11 de mayo. Cuatro actores, Susana González, Roberto Álvarez, Conchi del Olmo y Fernando Atienza, imbuidos en sus respectivos papeles de Ambrosia, periodista, enfermera y Enrique Urdiales,  nos hicieron disfrutar durante la casi siguiente hora y media que duró la representación, de una gran obra de teatro, de una muy buena puesta en escena por parte de La Otra Parte Teatro y de una interpretación excelente de su director y actor, Fernando Atienza, bordando el papel protagonista de la obra.

En el Túnel un pájaro, es una de las obras que su autora, Paloma Pedrero, escribe estando en la plenitud de su creatividad. En ella, la madrileña aúna una diversidad de temas que en su amalgama transciende con una mayor vigorosidad y que conduce  más allá de los límites naturales y desligados de ellos: el derecho a la vida y el derecho a dejarla amparada por medio de la dignidad del ser humano.

Cuando el rio suena, agua lleva, y esto es lo que nos venían  a decir los numerosos galardones conseguidos por los de Fuenlabrada en su carrera teatral hasta la fecha, una ruta que se acerca ya a los cinco años de existencia desde que Conchi del Olmo y Fernando Atienza la pusieran en marcha. Incluso,  la obra representada en feudo villacañero ha recibido constantes galardones y sobre todo ha visto premiada de manera constante la representación de sus actores.

Así las cosas, el éxito de La Otra Parte Teatro en Villacañas estaba cantado. Pues eso es  lo que anoche hicieron los de Fuenlabrada tras sus pasos por nuestro municipio, dejando con su buen hacer una interpretación de difícil olvido. La siempre polémica eutanasia vino a escena,  aunque siempre traída por parte de Paloma Pedrero de forma consecuente, sin chirríos ni dobleces, y con un marcado particularismo versado en su más íntima espiritualidad.

Además, una tónica en la obra de Pedrero también estuvo en juego en Al otro lado del túnel un pájaro: la vuelta, el regreso de sus personajes a un tiempo pasado para desentrañar y sanar las cicatrices del alma pendientes que anidaron y crecieron durante años en su interior. Un bucear constante en las más sórdidas profundidades del espíritu atormentado que busca, finalmente, el alivio del escapismo buscando en ello su resolución. Solución que en este caso concreto abarca a todos, en plural, con el objeto debido de dignificar al ser humano en la hora de sus adioses.

Bravo por la obra de Paloma Pedrero, bravo por  La Otra Parte Teatro y bravo por una magistral actuación de una enorme y talentosa representación de un personaje, Enrique Urdiales, que difícil será apartar del que sólo puede ser su alargada sombra, más conocida como Fernando Atienza.

Da pena echar el telón a un Festival de Teatro que  durante todo un año nos dejará en la espera de la que será la nueva y deseada, 39ª, edición de Teatro de Villacañas. Y merece la pena quitar de manera consciente lo de Aficionado, pues a las pruebas vividas desde el pasado 6 de abril, día en el que se inauguró el Festival,  podemos remitirnos. En el Teatro se encierra la génesis de la interpretación en su más pura manifestación. Que, posteriormente, una representación sea más o menos reconocida, no es fruto de no mediar una profesionalidad por parte actoral, pues siempre la habrá para poder subirse al escenario. El teatro no necesita de ropajes añadidos, su única dimensión la define sin tener que recurrir  a aderezo alguno: el teatro sólo es y puede ser teatro, bueno, regular o malo, pero sólo Teatro.

Postdata: uno, al descerebrado que  corresponda: no al 21% de IVA aplicado al Teatro, y, dos, hagamos lo posible por acercar al patio de butacas a los más jóvenes, asignatura pendiente, pues, sólo así esta sociedad podrá dar síntomas de recuperación ante los nubarrones que azotan los tiempos actuales. ¡Viva el Teatro! ¡Así sea!.

Excelente bajada de telón  del 38º Festival de Teatro Aficionado de Villacañas por medio de La Otra Parte Teatro
Excelente bajada de telón  del 38º Festival de Teatro Aficionado de Villacañas por medio de La Otra Parte Teatro
Excelente bajada de telón  del 38º Festival de Teatro Aficionado de Villacañas por medio de La Otra Parte Teatro
Excelente bajada de telón  del 38º Festival de Teatro Aficionado de Villacañas por medio de La Otra Parte Teatro
Excelente bajada de telón  del 38º Festival de Teatro Aficionado de Villacañas por medio de La Otra Parte Teatro
Excelente bajada de telón  del 38º Festival de Teatro Aficionado de Villacañas por medio de La Otra Parte Teatro