¡Bienvenidos a Villacañas Digital!

Bienvenidos a este blog ilustrado, ese el deseo de uno, de un ausente que busca argumentos para estar presente

Villacañas Digital | 18/03/2013

La educación manda, y si estás comenzando a leer estas líneas, con sinceridad, no puedo dejar de darte la bienvenida.

Dicho lo dicho, por qué nace Villacañas Digital. Es difícil explicar un por qué que se fragua por los avatares que la vida nos impone día a día. Aunque como dicen, a la fuerza ahorcan, y tal vez, la razón sea más primaria de lo que uno se piensa.

Lo cierto es que de la noche a la mañana tu vida da un giro repentino y te topas con una realidad que vislumbras de soslayo, aunque nunca deseas que pueda devenir. Pero llegó y te ves como un pulpo en un garaje y te dices: algo habrá que hacer.

Llegados a este punto uno se hace la pregunta del millón: ¿Qué puede uno pergeñar por esa más o menos santa tierra llamada Villacañas?

Y la respuesta nunca fue más clara: ni idea. Y por esto nace un blog-web sobre un terruño que me dio el código genético con el que uno tendrá que convivir hasta el último suspiro.

En este caso ocurre como les ocurría a Don Quijote y Sancho, y a su rucio, patrón de caminantes de la santa desventura, que el destino guiaba en su libre albedrío. Será lo que tenga que ser, o algo o nada, un espacio personal o colectivo. El tiempo dirá y nada más idóneo que no dar largas al asunto con esa expresión tan ¡manchega!: VALE.

Importante, no olvidar, por si necesitas contactar con el autor de esto, sabe que me llamo Santiago, que puedes localizarme en el teléfono, , y que cuenta con una cuenta, valga la redundancia, confiemos que no termine siendo rebuznancia, de correo electrónico, villacanasdigital@villacanasdigital.es para cualquier sugerencia buena, regular o mala, o también para cualquier oportuna y nunca más valorada ayuda. GRACIAS.

Con Rosa Aranda en Radio Villacañas, el 13 de agosto de 2013

El pasado 13 de agosto de 2013, "Villacañas Digital" pasó por el estudio de Radio Villacañas, allí Rosa Aranda, en un espacio destinado y dedicado al "Ausente" villacañero se departió de lo divino y de lo humano, o eso pareció en un principio. Lo cierto es que muchas cosas se quedaron en el tintero y otras más pudieron haber tenido otros modos de expresarse. Valga el audio inserto a continuación para conocer algo más a VD, en un audio que ha servido para conocerse algo más a VD a sí mismo